898 HISTORIA DEL ESTRAPERLO Y EL RACIONAMIENTO

898-HISTORIA DEL ESTRAPERLOEn los años 30 se popularizó en España el juego del Straperlo cuando estaban prohibidos los juegos de azar. Fué en tiempos de la II República cuando Daniel Strauss (con pasaporte mejicano) junto con el matrimonio formado por Perle y Lowann, introdujeron una ruleta eléctrica que resultó ser fraudulenta, pues era manejada a distancia y la Banca ganaba siempre que quería, sin más que accionar un botón. Su nombre era STRAPERLO sacado de parte de los apellidos de los tres creadores. El Gobierno de la República tuvo que intervenir para prohibir este juego, que llegó a estar instalado en sitios públicos como Hoteles. Tras el escándalo consiguiente, la gente empezó a utilizar el vocablo “estraperlo” como sinónimo de chanchullo o negocio fraudulento. Los estraperlistas eran los que se dedicaban a falsificar documentos o a introducir en el mercado productos falseando su procedencia. Uno de estos negocios funcionó después de la Guerra Civil con la falsificación de las cartillas de racionamiento que concedían cantidades tasadas para los productos de primera necesidad. Veamos la historia de esta parte de la vida en España.

ver documento

VALORACIÓN

Esta entrada fue publicada en 00-TODOS, 07-GENTE/BIOGRAFÍAS, 08-HISTORIA. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a 898 HISTORIA DEL ESTRAPERLO Y EL RACIONAMIENTO

  1. Jose antonio martinez lopez dijo:

    Gracias a nuestros politicos, sera posible volver a esto?. Quisiera ser mas optimista pero me cuesta!

  2. Antonio Colino dijo:

    Historia viva de lo que hemos mejorado en unos 65 años .

  3. juan zorrilla dijo:

    Si no hay control, siempre habran personas que busquen beneficios de forma ilicita. Es decir roben a los demas

  4. Antonio Ángel Clemente dijo:

    Y después de esto, todavía hay gente que añora la época “dorada” de la Dictadura.
    Para ellos. Un saludo.

  5. Alfonso Diaz dijo:

    Situados en un estado de miseria, provinientes de una guerra civil, es muy facil hacer
    demagogia con los tiempos de hace 65 años, utilizando como siempre la critica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *